SANT MIQUEL DEL PLA - page 10

8
J. SERRA VILARÓ
de Tarragona. En ella, la iglesia de San Miguel del Pía es citada
en segundo lugar, después de la de Santa Te c l a
1
.
En el siglo xm, en el pleito que tuvo el arzobispo R. de Rocabertí,
con la Ciudad no es atribuida a ninguna institución ni gremio; sola-
mente los jueces, respondiendo a las pretensiones urbanas de que se
construyeran nuevas Iglesias para atender al aumento de la población,
Ais 31 de agost de l'any 1214 declararen y donaren la sentencia, la qual te molts
caps: en primer lloc pretenian los de Tarragona que per quant lo poblé ere crescut,
que la Iglesia y lo archebisbe tenían obligació de fundar-los y construir-los més
Iglésias de las que-y avie en la Ciutat, per a que ab més comoditat poguessen ohir
Missa: declararen que prou Iglésias hi avie y que en los dies de festa anassen los
canonges y comensals a dir-los missa en las Iglesias de Natzaret, St. Miquel del
Pía y la Igiésia deis Sants, que era del convent de Sta. Ana deis frares de St. Agustí,
vuy en derrocada *.
PERTENECIÓ AL GREM IO DE
TEJEDORES.—El
Gremio de Tejedores
se distinguió en nuestra ciudad por cuanto, en las entradas de los
Arzobispos, bailaban el "ball de Sant Miquel, vulgo deis Diables".
Hacia el año 1600, la iglesia estaba medio arruinada y el Gremio
carecía de medios para su restauración.
E S TOS LA CEDEN A LA CONGREGACIÓN DE P RE S B Í T EROS . —- En la e s -
critura que pasó ante Miguel Ratera, notario de Tarragona, a los
22-VI-1631, consta que viéndose el dicho gremio imposibilitado de
poder componer la iglesia o capilla dicha de San Miguel del Pía,
entonces propia de dicho gremio, hicieron donación formal a. la Con-
gregación, con la obligación de que ésta hiciera las obras necesarias
para la conservación de dicha iglesia; reservándose únicamente dicho
gremio lugar para hacerse una sepultura, tener sus ornamentos y es-
tandarte, y una llave de la iglesia para poder entrar a tener sus
juntas. Con los dichos pactos y ninguno más aceptaron los presbí-
teros la dicha donación y, en señal de agradecimiento, les ofrecieron
asistir cierto número de individuos a los entierros de dicho gremio
sin estipendio **.
1 E. MORERA.
Tarragona antigua y moderna.
Tarragona, 1894. Pág. 155;
S. CAPDEVILA.
La Seu de Tarragona.
Barcelona, 1935. Pág. 4.
* BLANCH.
Arxiepiscopologi.
Tarragona, 1951. Vol. I, pág. 130.
** Este acuerdo fue aprobado por el arzobispo: "Nos don frater Joannes de
Guzman miseratione divina Stae. Tarraconen. Ecclesiae archiepiscopus regiusque
consiliarius viso et lecto supracontinuato donationis et traditionis Capellae seu Eccle-
siae Sti. Michaelis de Plano ad favorem Rdrum. comensalium et beneficiatorum
nostrae Ecclesiae
instrumento
(al margen) et pactorum super ea initorum et firma-
1,2,3,4,5,6,7,8,9 11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,...70
Powered by FlippingBook